Indignados, Movimiento 15-M, Spanish Revolution 2011 Madrid Puerta del Sol, Acampada Sol,

No a la Guerra ¡¡Paz en Libia!!

domingo, 19 de diciembre de 2010


La música nos crea un pasado del que desconocíamos la existencia.
Oscar Wilde

Escondido en los muros...
Escondido en los muros
este jardín me brinda
sus ramas y sus aguas
de secreta delicia.
Qué silencio. ¿Es así
el mundo?... Cruz al cielo
desfilando paisajes,
risueño hacia lo lejos.
Tierra indolente. En vano
resplandece el destino.
Junto a las aguas quietas
sueño y pienso que vivo.
Mas el tiempo ya tasa
el poder de esta hora;
madura su medida,
escapa entre sus rosas.
Y el aire fresco vuelve
con la noche cercana,
su tersura olvidando
las ramas y las aguas.
Luis Cernuda


jueves, 16 de diciembre de 2010


Las monas, de viaje
Un día las monas del Zoo decidieron hacer un viaje de estudios. Anda que te andarás ,se detuvieron al fin y una preguntó :
-¿Qué se ve ?
-La jaula del león, el foso de las focas y la casa de la jirafa.
-¡Qué grande es el mundo y qué instructivo es viajar!
Volvieron a ponerse en camino y no se detuvieron hasta el mediodía .
¿Qué se ve ahora ?
La casa de la jirafa ,el foso de las focas y la jaula del león.
-¡Qué extraño es el mundo y qué instructivo es viajar!
Volvieron a ponerse en marcha y no se detuvieron hasta la puesta del sol.
-¿ y ahora qué se ve ?
La jaula del león ,la casa de la jirafa y el foso de las focas.
-Qué aburrido es el mundo: siempre se ven las mismas cosas .Y viajar no sirve para nada .
Claro viajaban, viajaban, pero no habían salido de su jaula y no hacían más que girar en redondo
Como en un tiovivo.
Cuentos por teléfono -Gianni Rodari


lunes, 13 de diciembre de 2010


MITO
¡Jee, compañero, jee, jee!
¡Un toro azul por el agua!
¡Ya apenas si se le ve!
—¿Quééé?
—¡Un toro por el mar, jee!
Rafael Alberti,1924





sábado, 11 de diciembre de 2010


Situado a veces en TS 24 izq. a veces en TD 44,46,49 Dcha IRISH FAIRY AND FOLK TALES. selected and edited,with an introduction by William Butler Yeats, with 12 full- page illustratións by Janes Torrance.Walter Scott Publishing.London and Felling-on Tyne,pags L-344.El libro es mágico (contiene espléndidos cuentos de hadas irlandeses) y de noche ,especialmente durante el plenilunio, desaparece de la estantería. Presumo que vuela hacía los bosques que rodean la ciudad, porque algunas veces he descubierto entre las páginas acículas de pino y manchas de resina. No debe de estar encajonado entre otros libros porque, para librarse y salir volando, podría tirarlos.¡Dejar una ventana siempre abierta cerca de la estantería !Él escogerá al lector, probablemente un niño.
No vendible a ningún precio.
Stefano Benni


EL REY MORO
El Rey Moro entró en las cuadras .Sobre el rostro de ébano brillaban los ojos feroces que tanto terror infundían a sus enemigos durante las batallas .Observó los dos caballos purasangres, uno blanco y otro negro, de increíble belleza. Los contempló atentamente , y después, con gesto decidido, se movió hacia el caballo blanco. Fue una cuestión de pocos segundos: el caballo con un doble salto, se abalanzó sobre el Rey Moro y se lo comió .
El rey se había olvidado de que era el rey del ajedrez.
Stefano Benni

lunes, 29 de noviembre de 2010


“ Carpe diem”
No pretendas saber, pues no está permitido,
el fin que a mí y a ti, Leucónoe,
nos tienen asignado los dioses ,
ni consultes los números babilónicos.
Mejor será aceptar lo que venga,
ya sean muchos los inviernos que Júpiter
te conceda ,o sea éste el último,
lo que hace que el mar tirreno
rompa contra los opuestos cantiles.
No seas loca, filtra tus vinos
Y adapta el breve espacio de tu vida
una esperanza larga.
Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso.
vive el día de hoy. Captúralo.
No fies del incierto mañana
Virgilio (70o70-19a.C)

viernes, 19 de noviembre de 2010


Una vida feliz
Éstas son ,mi querido Marcial,
las cosa que hacen una vida más feliz :
bienes no logrados con sudor, sino heredados ;
un campo generoso, un hogar encendido;
pleitos, nunca; galas ,pocas; una mente tranquila;
fuerzas apropiadas, un cuerpo sano;
una sencillez discreta, amigos semejantes;
comidas ligeras, una mesa sin complicaciones;
la noche sin vino y libre de inquietudes; un lecho alegre y, no obstante, casto
un sueño que haga cortas las tinieblas ;
desea ser lo que eres, no prefieras nada ;
y no temas el día supremo ,ni lo ansíes
Marco Valerio Marcial (c.40-c.104) (x 47)

miércoles, 17 de noviembre de 2010


Aire libre
Si algo me gusta, es vivir.
Ver mi cuerpo en la calle,
hablar contigo como un camarada,
mirar escaparates
y, sobre todo, sonreír de lejos
a los árboles...
También me gustan los camiones grises
y muchísimo más los elefantes.
Besar tus pechos,
echarme en tu regazo y despeinarte,
tragar agua de mar como cerveza
amarga, espumeante.
Todo lo que sea salir
de casa, estornudar de tarde en tarde,
escupir contra el cielo de los tundras
y las medallas de los similares,
salir
de esta espaciosa y triste cárcel,
aligerar los ríos y los soles,
salir, salir al aire libre, al aire.
Blas de Otero

lunes, 15 de noviembre de 2010

domingo, 14 de noviembre de 2010

Invierno

Sólo se oye la lluvia
Cómo besa
Con sus bocas sedientas
Los ojos de la tierra

¡Sólo se oye la lluvia
Como una extraña queja!

Silencio tú te mojas

De "Poemas"
Carlos Edmundo de Ory

jueves, 11 de noviembre de 2010


Cielo de tarde en miniatura:
amarillo, verde, encarnado,
con lucero de azúcar
y nubecillas de raso,

manzana de seno duro
con nieves lentas para el tacto,
ríos dulces para el gusto,
cielos finos para el olfato.

Signo del conocimiento.
Portadora de un mensaje alto:
La Ley de la gravitación
o la del sexo enamorado.

Un recuerdo del paraíso
es la manzana en nuestras manos.
Cielo minúsculo: en su torno
un ángel de olor está volando
Jorge Carrera Andrade

miércoles, 10 de noviembre de 2010


AUTODISCURSO
Nadie puede pedirme que me calle,
que me muerda la lengua,
mi silencio es peor que las palabras.
Dejadme hablar,
dejadme que me saque del pecho cada grito.
Que a nadie resulte inconveniente lo que digo.
Hay palabras como sueño
utopía
porvenir
que cuando caen,
se te vuelven veneno en la garganta
y te amargan la lengua,
y te rompen el pecho.
Aunque quede vacío para siempre
nadie puede pedirme que me calle.
Memoria del porvenir, 1999
Waldo Leyra

lunes, 1 de noviembre de 2010





De la fotografía ,a Alice le gustaba más el gesto que el resultado; le gustaba abrir la recámara ,insertar un nuevo carrete, desarrollar la película unos cuantos centímetros e introducirla en los dientes de la guía ,pensar que aquella cinta virgen se llenaría pronto de cosas y no saber cuáles ,tomar las primeras fotos al tuntún ,encuadrar ,enfocar ,inclinarse adelante o atrás, incluir o excluir a su antojo partes de realidad, ampliar, deformar las imágenes
Cada vez que apretaba el disparador y oía el clic y el leve rumor que lo seguía ,se acordaba de cuando era niña y cazaba saltamontes en el jardín de la casa de montaña .Con las fotos hacía lo mismo ,pensaba: atrapar el tiempo en un salto de un instante al siguiente y fijarlo en el celuloide.
“La soledad de los números primos” Paolo Giordano

martes, 26 de octubre de 2010


A veces te quedas alelado ante cosas que no ven los otros: un árbol, la marcha de un río, una perspectiva donde tu mirada alcanza mayor longitud... Ahí está el poeta, en la codicia de lo lejano.
Carlos Oroza

miércoles, 13 de octubre de 2010


En los tiempos sombríos,
¿se cantará también?
También se cantará
sobre los tiempos sombríos.
Bertold Brecht

miércoles, 29 de septiembre de 2010

lunes, 20 de septiembre de 2010

domingo, 19 de septiembre de 2010


Los más guapos del mundo

Es septiembre, los madrileños están más guapos que nunca durante este mes. Aún perdura sobre las pieles el barniz de luz de otras latitudes, la caricia morena del viento de otros mares, de otras montañas. El pelo brilla con el recuerdo de las fuentes, las selvas o los glaciares visitados durante las vacaciones. Al menos hasta la segunda mitad de septiembre seguiremos llevando la ropa ligera y despreocupada del tiempo sin pulso, todavía no se han velado del todo los tatuajes de gena, las pecas reflotadas por el calor, siguen danzando pulseras de conchas en los tobillos y las marcas del biquini cruzan los hombros como cicatrices de sol.
Hoy paseamos por los escenarios verticales de esta capital todavía sintiéndonos turistas, los transeúntes despreocupados que recorrieron en agosto plazas nuevas, orillas tibias, montes de aire blanco. Muchos somos aún el recuerdo de nosotros mismos en vacaciones. Tenemos el gesto, la mirada embellecida por los escenarios lejanos que todavía nos acompañan, conservamos el andar descalzo. En septiembre Madrid se riza de viento, los escaparates saldan con melancolía las prendas finas, regresa la tiranía de la zona hora, pero los habitantes nos resistimos a entregarnos a la rutina, a perder definitivamente el feliz esmalte del estío.
Esta ciudad, sin embargo, presumiblemente celosa de los encantos marítimos u oxigenados de otras poblaciones, enseguida nos arrebata el bronceado, nos seca la piel, nos desinfla el pelo. Nuestra versión rejuvenecida y radiante contemplada durante el verano en el retrovisor del coche de camino a la playa, en los espejos con marco de plástico de los apartamentos alquilados o los hoteles baratos se ha quedado en esos cristales. Sufrimos la maldición contraria a la de Dorian Gray: mientras que nuestra mejor faz pervive inalterada en un reflejo, la versión de carne y hueso se deteriora poco a poco con la polución y el estrés, con la brisa árida de la meseta y el bramido de sus cláxones.
Eduardo Verdú

domingo, 5 de septiembre de 2010


La historia no se escribe solamente con palabras. Ni los hechos más dramáticos, las guerras, las declaraciones de paz, ni las ruinas del pasado, tienen la fuerza que se conserva en el aire, en esos espacios que sobreviven al tiempo y por el que han pasado miles de personas. La memoria de cada individuo se transforma en un sentimiento que queda flotando en el espacio. Igual que Borges decía que todo lo dicho, lo susurrado, lo gemido, lo gritado en la historia de la humanidad, cada palabra, cada frase, sigue diciéndose eternamente, en un lugar recóndito, igualmente todo lo sentido, todo lo callado, todo lo nunca dicho, genera una sensación que flota infinitamente en el aire. Es por esto que algunos lugares, algunas ciudades son especiales. Misteriosos, incómodos extraños ajenos, nos infundan paz o dolor, seguridad o incertidumbres. Son lugares en los que las sensaciones que otros sintieron siguen presentes y nuestro aliento les da nueva vida para que cada uno sienta, recuerde, goce o lamente la historia que nunca vivió.
(Rosa Olivares )

In memoriam: A Marcos que nos enseñó a vivir

lunes, 26 de julio de 2010


En realidad todo (observador),cuando (observa),se (observa )a si mismo. En este proceso la obra del artista es, únicamente una especie de instrumento óptico que se le proporciona al (observador,) para que este pueda reconocer en si mismo lo que quizás de otra manera no podría haber reconocido. El hecho de que el observador reconozca en si mismo lo que dice la imagen, prueba la verdad de dicha imagen y viceversa
Marcel Proust (En busca del tiempo perdido)

lunes, 19 de julio de 2010




Cuando pienso en el arte ,pienso en lo que hace visible la naturaleza de las cosas. No me interesa demasiado que este algo sea producto de la naturaleza o del hombre ,de la mano o de la máquina ,que sea o no intencionado, lo único que me interesa es si su configuración permite a mis ojos comprender lo que ven. Si eso es lo que ocurre lo llamo arte.
Rudolf Arnheim

domingo, 11 de julio de 2010







Porque nací a un kilómetro del río, no hay día de mi vida en que no me venga a la memoria alguna pequeña y breve escena fluvial: mi idea de felicidad comienza por el telón de fondo de una mañana soleada de verano y se prolonga en el lanzamiento de piedras planas sobre el agua (ocho, diez saltos antes de hundirse), las cascadas de los caneiros, las barcas y el remo desapareciendo en el agua profunda, salpicando frescor. Con o sin razón soy de río, tal como otra gente es de mar
Carlos Casanova

sábado, 3 de julio de 2010



LA FLOR DEL AIRE
A Consuelo Saleva.
Yo la encontré por mi destino,
de pie a mitad de la pradera,
gobernadora del que pase,
del que le hable y que la
Y ella me dijo: -"Sube al monte.
Yo nunca dejo la pradera,
y me cortas las flores blancas
como nieves, duras y tiernas."
Gabriela Mistral

martes, 29 de junio de 2010




La luna
Con la cabeza alta
para que sean ligeros
los pensamientos,atrás las cosas que un tiempo
venian detrás de nosotros...así comienza el día
blanco un jirón de banderas
al bajar y subir un olor a lluvia
llegado de quién sabe dónde.Salimos por eso
tras de las cosas con un carrito cojo
cantando con la boca cerrada como
en las canciones que hinchan la melancolia
mi padre adelante y nosotros detrás
mirando el camino y más allá
la curva del sol en el rubor
del sol y el tallo
donde un moscón zumba la canción de cuna
de nadie...Fue entonces que mi padre dijo lleguemos
hasta allí e indicó la luna
Achille Serrao

jueves, 24 de junio de 2010




No cabe duda. Ésta es mi casa
aquí sucedo, aquí
me engaño inmensamente.
Ésta es mi casa detenida en el tiempo.

Llega el otoño y me defiende,
la primavera y me condena.
Tengo millones de huéspedes
que ríen y comen,
copulan y duermen,
juegan y piensan,
millones de huéspedes que se aburren
y tienen pesadillas y ataques de nervios.

No cabe duda. Ésta es mi casa.
Todos los perros y campanarios
pasan frente a ella.
Pero a mi casa la azotan los rayos
y un día se va a partir en dos.

Y yo no sabré dónde guarecerme
porque todas las puertas dan afuera del mundo.
Mario Benedetti

sábado, 19 de junio de 2010





Quien diga que la naturaleza se muestra indiferente a los dolores y preocupaciones de los hombres es que no sabe ni de hombres ni de naturaleza.Un disgusto,por pasajero que sea,una jaqueca,incluso de las más soportables,trastornan inmediatamente el curso de los astros,perturban la regularidad de las mareas,retrasan el nacimiento de la luna ,y,sobre todo ,desajustan las corrientes del aire ,el sube y baja de las nubes ,bastan con que falten el último céntimo a los escudos reunidos para el pago de la letra ,y los vientos se levantan,se abre el cielo en cataratas ,es la naturaleza toda compadeciéndose del aflijido deudor
El año de la muerte de Ricardo Reis .José Saramago

sábado, 5 de junio de 2010



Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincia, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara.
(J.L.Borges, El hacedor)

viernes, 4 de junio de 2010